Sentencian a madre e hija por vender partes de los cadáveres que recibían en su funeraria

 Sentencian a madre e hija por vender partes de los cadáveres que recibían en su funeraria

Megan Hess y su madre, Shirley Koch, quienes eran dueñas de una funeraria en Colorado han sido condenadas a prisión luego de que se obtuvieran suficientes pruebas de que ambas mujeres vendían órganos y partes de los cadáveres que recibían en su funeraria.

El negocio que tenían aparte de prestar servicios de una funeraria, era disecciones a sus víctimas y vender sus partes a empresas de enseñanza médica, esto entre 2010 y 2018, logrando así intervenir más de 560 cadáveres sin el permiso de ninguno de sus familiares.

Tras la investigación que se llevo a cabo en la funeraria Sunset Mesa, se descubrió esta red de venta de órganos y finalmente se logró otorgar 20 años en prisión a Megan Hess, y 15 años a su madre.

Se conoce además que su modus operandi iniciaba en primero vender las cremaciones pro más de mil dólares, mismas que nunca se realizaba, posteriormente utilizaban formularios falsos para vender los órganos a través de una plataforma web propia llamada Donor Services.

Explanada

Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *