Se desata la guerra sucia en el interior del PRI por el control del mismo

0
230

Las diversas corrientes y fracciones de militantes han lanzado sendas manifestaciones de repudio a las dirigencias nacional y local por una presunta imposición de candidatos

Puebla, México.- Luego de que se diera a conocer que se adelantará el proceso de renovación de las dirigencias en los estados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en Puebla se desató la guerra sucia por el control del poder, en el que ya adelantan varios grupos y corrientes la posibilidad de una imposición.

Es el caso concreto de los representantes de la llamada Corriente Crítica del PRI de Puebla, en la que a través de un comunicado de prensa asegura que “vemos con preocupación las recientes declaraciones del grupo autodenominado “PRI PUEBLA LIBRE”, toda vez que, en el afán de secuestrar al partido, lanzan serias acusaciones al aire en contra de uno de los aspirantes así como del Delegado presidente del CEN en el estado, estas viejas prácticas que nosotros como militantes creímos que se habían extinguido con lo más rancio que se fue del PRI parecen haber resurgido en un momento en el que la unidad debe ponderarse por encima de cualquier interés personal”.

En ese mismo sentido, los líderes de esta corriente consideran que lo que necesita el tricolor es un cambio generacional, en el que urge acabar con estas prácticas de guerra sucia que dividen a un partido que, a pesar del crecimiento que se ha tenido en las preferencias, no deja de ser el tercer lugar en intención de voto, y si el PRI está en ese penosísimo lugar es precisamente por los actores políticos que se niegan a dejar de servirse del partido, los que lo ven como un coto de poder personal o un negocio familiar, aseguró José Luis Castillo Báez.

 

Confía Néstor Camarillo en lograr el consenso y la unidad al interior del PRI

Por otra parte, uno de los militantes candidateables a la dirigencia estatal y que la pelea desde hace ya varios meses, es Néstor Camarillo, quien se dice tiene amplias posibilidades, sin embargo militantes aglutinados en otras corrientes aseguran que mantiene ligas con grupos de choque y que han tenido un paso oscuro dentro del partido, pues se trata de gente que se ha hecho servir de las bondades que les otorga el instituto político.

Pese a ello, este candidato se manifiesta por conseguir una unidad, y se cree asimismo con un factor de esa unidad, de acuerdo a lo que expresa en boletín que emitió a los medios de comunicación, donde dice, entre otras cosas que confía en que pronto salga la convocatoria que defina el procedimiento y los tiempos para designar al nuevo presidente del comité directivo estatal.

Subrayó que él se encuentra preparado para asumir la responsabilidad en caso de que la militancia y los dirigentes de su partido así lo consideren conveniente. Destacó que el profesionalismo, experiencia y buena conducción del Comité Ejecutivo Nacional, habrán de perfilar al mejor liderazgo para lleve adelante los trabajos políticos rumbo a las elecciones del próximo año.

 

El ex candidato a diputado federal y ex presidente municipal de Quecholac extendió su amistad y solidaridad con los demás aspirantes a la dirigencia estatal del PRI, a quienes pidió respeto y unidad para mantener la cohesión al interior de esta fuerza política y a manera de un ego personal puntualizó al final de su comunicado de prensa que:

“Yo estoy preparado, con la frente en alto y con la disponibilidad de dedicarme al cien por ciento a las tareas que me encomiende mi partido. Los tiempos de la elección ya llegaron y necesitamos trabajar sin descanso para entregar buenos resultados en 2021 a nuestro dirigente Alejandro Moreno”.

Casi al final de la lista de corrientes que salieron a criticar el proceso interno de selección de líder estatal, surgieron voces anónimas que juzgan la metodología que se pueda usar y acusarían falta de democracia.

En sendos correos que mandaron a las redacciones de los medios de comunicación, esas voces anónimas acusan ya de un fraude la elección interna del PRI a la dirigencia estatal de Puebla, pues señalan que se prepara una imposición de candidato.

Y de manera directa acusan a Néstor Camarillo ser el artífice de este fraude interno que llevaría al PRI poblano a la derrota definitiva y desaparición del mismo por una ambición política desmedida, según los reportes que también se difundieron en redes sociales.

De esta manera, esas voces anónimas han mandado ya sus posturas a la dirigencia nacional, con supuestas pruebas de los malos pasos en los que anda Néstor Camarillo y lo que representa en Puebla, siendo que para ellos el expresidente municipal de Quecholac no es garantía para que el PRI en Puebla triunfe en el próximo proceso electoral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí