Matan y calcinan a una mujer y sus cuatro hijos en frontera entre Chihuhua y Sonora

0
92

La familia quedó atrapada en un fuego cruzado. Además de los fallecidos, hay otras 2 mujeres y hasta 10 menores desaparecidos

Infobae

Chihuahua, México.- Integrantes de la familia LeBarón murieron calcinados tras un ataque de un grupo criminal. El activista Julián LeBaron confirmó que durante la tarde de este lunes se disponían a viajar del municipio de Galeana al poblado de Bavispe en el estado de Sonora, sin embargo, a la altura del Rancho La Mora, una de las caravanas quedó atrapada en medio del fuego cruzado y un impacto de bala en el motor hizo que el vehículo explotara. Como resultado, cuatros niños y una mujer perdieron la vida.

Se trata de Rhonita María LeBarón y sus cuatro hijos, dos gemelos de seis meses y dos niños de 8 y 10 años, respectivamente.

De acuerdo con las primeras versiones, los integrantes de la familia viajaban en dos vehículos. Mientras uno quedó completamente calcinado, el segundo está intacto. Sin embargo, las personas que viajaban a bordo están desaparecidas; se trata de otras 2 mujeres y hasta 10 menores. Las primeras versiones apuntan a que Dawna Langford Ray y Christina Langford fueron secuestradas junto a sus hijos. Los menores han sido identificados como Titus Alvin Miller, Tiana Gricel Miller, Krystal Bellaine, Howard Jacob Jr., July, Twins Born y María Rhonita Miller.

Lafe Langford Jr. compartió en redes sociales un video del auto calcinado y señaló lo siguiente: “somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y Estados Unidos, mientras estamos bajo ataque de los cárteles”.

“Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día….necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero pueda presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy”, agregó en su mensaje.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó en su cuenta de Twitter que, a través de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz en Sonora, se movilizó a las autoridades para dar seguimiento a las denuncias por la desaparición de estas personas. El fiscal general, César Peniche Espejel, anunció un operativo por parte de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

La familia LeBarón es un grupo que, tras ser expulsado de Estados Unidos, fue acogido en México. Sus orígenes se remontan a Ervil Morrell LeBaron, quien fue dirigente de un grupo fundamentalista mormón.  Tras su llegada a México, alrededor de 1924, fundaron la colonia Le Barón, localizada en la zona noroeste del estado de Chihuahua. En 2009 está comunidad volvió a aparecer en la prensa nacional por un caso de homicidio.

El 2 de mayo de 2009, Érick LeBarón fue secuestrado en la comunidad mormona de Chihuahua. Los captores del joven de 16 años exigían un rescate de un millón de dólares, lo que ocasionó que Benjamín, su hermano mayor, se organizara para exigir a las autoridades que fuera rescatado sin pagar por su liberación.

El 9 de mayo Erick fue liberado. Fue hallado en un cerro del municipio de Valle de Zaragoza, sin lesiones. Sin embargo, la madrugada del 7 de julio de 2009, un grupo de 17 sicarios entró a la vivienda de Benjamín, destruyendo su casa y aterrorizando a su familia.

Cuando su cuñado Luis fue a ayudarle, se los llevaron a los dos, los hincaron y les dispararon a quemarropa cuatro veces en la cabeza. Las investigaciones de la autoridad ministerial revelaron que los homicidios de Benjamín y Luis fueron represalias de los secuestradores.

Así fue como empezó el activismo de Julián LeBarón, encabezando un movimiento contra el secuestro en Chihuahua. En 2011, conmovido por el asesinato de Juan Francisco, el hijo de Javier Sicilia, Julián determinó unirse al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad para abonar en la lucha contra la violencia relacionada con el narcotráfico.

En 2012 anunció su separación del grupo, al considerar que el poeta Sicilia utilizó al movimiento para convertirse en interlocutor del gobierno. “El movimiento (por la Paz) ha querido que los políticos nos resuelvan las cosas y no creo que el gobierno nos pueda traer la paz”, argumentó Le Barón en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

“Yo creo que el gobierno no puede solucionar el problema, es imposible, somos 115 millones y tenemos el 98% de impunidad. La única forma en que creo yo que se puede hacer es que los ciudadanos acepten su responsabilidad”, agregó.

La familia es reconocida por su incursión en la política y su respaldo a los campesinos. De acuerdo con medios de Chihuahua, el actual representante de la comunidad es Joel LeBarón, quien cuenta con protección especial del gobierno federal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí