Entrevista con Arath de la Torre, quien da vida a Simón, en la divertidísima teleserie “Simón Dice”

0
36

La segunda temporada se transmite por “Las Estrellas” a partir del martes 30 de julio al terminar “En Punto con Denisse”

Por Mino D’Blanc

Puebla, México. – El experimentado actor Arath de la Torre da vida al protagonista de la divertidísima teleserie “Simón Dice”, producción del talentoso Pedro Ortiz de Pinedo, que se transmite en su segunda temporada a partir del martes 30 de julio por “Las Estrellas”, al terminar el noticiero “En Punto con Denisse”.

Platicamos con él.

MD’B: ¿Qué tanto cambia la vida de Arath de la Torre con “Simón Dice”? ¿Quién era Arath antes y quién es después de este personaje, tomando en cuenta que eres el protagonista y que estás haciendo un personaje maravilloso?

ARATH: Es una buena pregunta. Tal vez lo que me ha dado Simón es un autoanálisis de cómo me comporto cuando estoy con ciertas personas y cómo soy en mi haber; es esta ambivalencia que vivimos algunos o que viven algunas personas de como decía Shakespeare, “el mundo es un escenario y los hombres y mujeres no son más que actores”. Tienen sus entradas y salidas y en su vida interpretan muchos personajes. Entonces tenemos una cara para la sociedad, tenemos una cara para nuestros amigos, tenemos una cara para nuestra pareja, pero la esencia es lo importante. Entonces Simón me ha puesto a pensar muchísimo en cómo soy yo cuando estoy con mis amigos, como soy cuando estoy en un evento social, y me he descubierto tímido, sabes, me he descubierto una persona que no soy fácil de roer. En fin, cosas que he descubierto. Nunca fui, comentaba en otra entrevista, un hombre de juego; nunca tuve juegos de dominó, ni de mis amigos. Yo siempre estuve trabajando, tengo otra formación, y mis psicólogas –he estado en terapias varias veces- me han dicho que debo tener una tarde precisamente con mis amigos, de juego. Me pone a pensar en muchas cosas; yo creo mucho en las señales y ahorita ya me estoy buscando un espacio para jugar con mis amigos. En fin, Simón pareciera ser un personaje frívolo, pero es un personaje de muchas carencias, es un personaje que es la voz de muchos hombres que sí son felices en su matrimonio, pero sueñan con la vecina que está guapísima, con la tía o con la prima que están muy bien. Él dice que la muchacha es un bombón, y son los sueños del hombre; así somos, y es lo que precisamente me ha dado Simón, ver cómo somos y cómo estamos.

MD’B: Del cien por ciento de las infidelidades que se dan actualmente en el mundo, un gran porcentaje están en las redes sociales. Quieres encontrar al que fue el amor de tu vida o tu primer amor, métete al Facebook o al Instagram, y lo encuentras directamente o entre tus amigos. Del cien por ciento de la delincuencia, la pederastia, las violaciones, los secuestros, los robos, los crímenes que hay en el mundo, un gran porcentaje también están en las redes sociales. Esta situación del personaje ficticio de la sirvienta es muy cierta; en las redes sociales también se dan muchas veces los personajes ficticios, con fotografías que no son realmente la persona con la que se tiene comunicación, y que uno anhela. ¿Qué puedes decirles a las personas que, teniendo una pareja, que, teniendo una relación muy estable, tienen ese personaje ficticio que realmente sí existe en la vida?

ARATH: Sí, definitivamente un desgaje del tejido social está desgajado en los valores, como bien lo dices. Mira, de entrada, en mi caso como figura pública he aprendido a pintar mi raya con el público. Creo que esto se da por inercia; el escenario es arriba y el público está expectante al escenario y hay una división. El mago nunca debe de revelar sus secretos, su vida, en fin, todo esto que hablas de las redes, que manipulan a tal grado de que tenemos un presidente que prácticamente las redes tuvieron un gran por ciento que ver. No tengo las gráficas como son. Pero estamos viviendo una etapa en la que las redes están incitando mucho a la violencia, están incitando mucho a los antivalores. Por ejemplo, la gente no va al teatro, no leen por estar metida en situaciones de los celulares, de las redes; se ha convertido en un gran negocio para unos cuantos. En fin, se han vuelto tantas cosas, que yo estoy como en esta etapa del renacimiento, de volver a las formas clásicas. Por ejemplo, en mi caso apago el celular de viernes a domingo. Trato de ya no estar tanto en las redes. Estos personajes que existen como Simón, se podría decir que tienen un tanto la analogía que tal vez escondan en el anonimato para amedrentar, para no sé, y en la vida real puedes hasta saludarlos. Lo que estamos viviendo ahora es esa capacidad de insultarte, de decirte que eres lo peor y de poderte topar con esa persona sin tú saber quién es y saludarla, y que te digan “¡Qué chingón eres!”. O sea, eso es lo que está pasando, ese es un Simón. En las redes vamos a suponer que es Simón y en la vida real es el que te saluda; por ejemplo, Diana me trae como pepino, pero creo que hay que ser muy cuidadosos con las redes. Yo como te comento ya pinté mi raya, no por respeto a mí, sino por respeto a ellos y bueno, esto me ha dado muchísimo crecimiento espiritual y muchísimo crecimiento en otros ámbitos para estar con mis hijos.

MD’B: ‘¿Qué le aprendes a Ricardo Fastlicht ahora que se estrenó como director, al haber dirigido un capítulo de “Simón Dice”?

ARATH: En primera, mi apoyo total. Desde el primer momento en que nos comentaron que Ricardo iba a dirigir, le dije “amigo, yo soy tu plastilina; hazme como quieras”. Jamás le debatí nada; confío plenamente en él, porque uno como actor debe confiar en su director, y sobre todo en la televisión, en tu productor. La tele es de productores, pero un director es base porque trae línea, entonces Ricardo lo hizo muy bien. Estoy muy orgulloso de ser de los primeros actores que dirige, porque seguramente tendrá una carrera exitosísima también como director. y fue muy divertido, y más que, aunque tenía muchos nervios, hizo perfectamente su trabajo y supo conducirnos dentro del ritmo de la teleserie y de lo que él quería como director. Sé que es una “chinga” y yo por eso yo no me aviento a dirigir al cien todavía, porque de verdad yo admiro mucho el trabajo de los directores. Se habla poco del trabajo de los directores de televisión, creo, y son gente que resuelve hasta 40 escenas diarias. Eso no está nada fácil; de dónde.

MD’B: ¿Por qué el público televidente, por qué el público que ha dejado de ver televisión abierta, por qué los que no ven televisión por estar metidos en las redes sociales, deben ver la segunda temporada de “Simón Dice”?

ARATH: Yo pienso que la gente debe ver esta segunda temporada de “Simón Dice”, porque sin duda es un proyecto innovador y no solo visualmente, sino en estructura dramática. No quiero entrar en muchos detalles técnicos, pero sí es una comedia perfectamente bien estructurada; cada capítulo está perfectamente bien estructurado en nones, pares, rematan los nones, rematan los pares, siembra el non, remata el non; o sea, eso es un juego que debe tener un SITCOM (comedia de situación en televisión), la métrica y la matemática está perfectamente bien lograda, por eso hay éxito en la pluma. Porque es un producto donde nos divertimos muchísimo los actores en hacerlo, nuestros personajes son todos brillantes, y porque en esta segunda temporada, gracias a la primera, pudimos observar cuáles son las fortalezas del programa, y esas fortalezas están totalmente, valga la redundancia, reforzadas en esta segunda temporada, porque es lo que gustó. Entonces ya tenemos un mapa mucho más claro de hacia dónde vamos. Por esas razones y para pasarse un momento de entretenimiento de media hora, que vuelvan a ver la tele, que vuelvan a acercarse. Estamos trabajando para hacer nuevo contenido; creo que este paso muy grande que da no solamente Pedro (Ortiz de Pinedo), sino que da Televisa, por ya tener, creo yo y sin soberbia, un SITCOM como tal, y es algo que está pidiendo la gente. En Estados Unidos hay un resurgimiento de la televisión; la gente está volteando a ver la televisión y ojalá lo logremos nosotros con estos nuevos contenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí