Una joya la nueva playera Umbro del Puebla

0
138

Agencia Arllenti/Enrique Avonce “Ritalin”

Como parte de la celebración del 75 Aniversario de la Fundación del Club de fútbol Puebla, la directiva creo un reality show llamado #LaNúmero75, el cual estuvo ligado con la presentación de su nueva imagen a cargo de la marca inglesa Umbro, que llegó a sustituir a su homóloga china Li-Ling, por cierto, de pésimos recuerdos para muchos, y que tuvo una nutrida participaron de los que, a la postre, han sido considerados los aficionados más fieles a La Franja, y que sirvió como envión anímico, como no se recuerda en años por un tema similar, para meter a sus seguidores con el equipo de cara al inminente torneo de la Liga Bancomer MX.

Los elegidos estuvieron cinco días en concentración – tipo los jugadores- donde debieron superar diferentes retos. Uno a uno fueron quedando eliminados hasta que se obtuvo un ganador, Iván Reynaga, quien conoció la camiseta enfranjada y develó el nuevo uniforme del Puebla

Para la Apertura 2019 y Clausura 2020, que utilizarán tanto el cuadro varonil como el femenil, el cual sin duda cayó de pie entre la afición de la Angelópolis, ya que en él regresó el tradicional azul más obscuro, las medias también en azul y sobre todo el detalle de que, en el fondo de la franja, que cruza la playera en el pecho, se aprecian detalles similares o que asemejan a la preciada talavera poblana.

El desenlace de esta historia tuvo momentos conmovedores, tanto así que el Director Técnico del Puebla, José Luis Sánchez Solá estuvo al borde de las lágrimas, quizá porque con el hecho de que la nueva piel camotera viera la luz y apenas ayer se confirmó el fin de la novela Cavallini-Cruz Azul, con desenlace a favor de los enfrenados, el cuadro poblano se declara más qué listo para encarar con la ilusión a tope el duelo de este viernes a las diecinueve horas, en el Estadio Cuauhtémoc ante los Xolos de Tijuana, presumiendo la continuidad del ochenta por ciento del plantel que disputó el torneo pasado, lo cual no sucedía en una década.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí